Inicio Evaluación multifásica de hígado

Evaluación multifásica de hígado

Por Dr. Antonio Páez
0 Comentario

La evidencia de una lesión del hígado depende de la diferencia de atenuación entre la lesión y el hígado normal. En una tomografía sin contraste, los tumores hepáticos generalmente no son visibles, porque la diferencia apreciable entre el tejido del tumor y los alrededores del hígado es demasiado bajo. Sólo una minoría de los tumores hepáticos contienen calcificaciones, quistes, grasa o hemorragia, potencialmente detectados en una tomografía simple. Por ello, se necesita contraste intravenoso para aumentar la capacidad y sensibilidad de detectar lesiones focales hepáticas.

Es importante entender que existe un doble riego sanguíneo al parenquima hepático normal, recibe 80% del flujo sanguíneo de la vena porta y sólo el 20% de la arteria hepática.

Sin embargo, todos los tumores del hígado obtienen el 100% de su suministro de sangre de la arteria hepática, así cuando realzan, lo harán en fase temprana en la fase arterial.

Esta variedad en la vasculatura hepática, determina cambios característicos en los patrones de realce entre tumores hepáticos y el tejido normal del hígado en las diferentes fases evaluadas.

La detección de una lesión depende de la diferencia de atenuación entre hígado sano y la lesión. Tumores hipervasculares se definirán mejor en fase arterial, cuando el parénquima normal no se ha modificado, puesto que el contraste no ha llegado a sistema porta. Estos tumores hipervasculares serán visibles como lesiones hiperdensas, irregulares, en un hígado relativamente hipodenso.

Sin embargo cuando el parénquima hepático circundante comienza a modificarse en la fase venosa portal, estas lesiones hipervasculares pueden ser difíciles de evaluar. En la fase venosa portal se detectan tumores hipovasculares, cuando realza el parénquima hepático normal al máximo. Estos tumores hipovasculares serán visibles como lesiones hipodensas en un hígado relativamente hiperdenso.

En la fase de equilibrio en unos 10 minutos después de la inyección del contraste, los tumores se hacen visibles, porque pierden contraste más lento que el parénquima circundante o se lavan mucho más rápido que el hígado normal.

Estas lesiones, por lo tanto, serán hipo o hiperdensas, con respecto al parénquima hepático normal.

Valor principal de cada fase en las lesiones hepáticas

  1. Fase arterial
    • Tumores hipervasculares, hepatocarcinoma.
  2. Fase de equilibrio
  • Lavado: Tumores vasculares
  • Retención del contraste: Hemangioma
  • Retención del contraste en tejido fibroso:
    • Cápsula del hepatocarcinoma
    • Colangiocarcinoma
    • Cicatriz central de la hiperplasia nodular focal
  1. Fase portal
  • Metástasis hipovasculares.

Las características que deben ser evaluadas en el estudio, de las diferentes lesiones hepáticas, las iremos discutiendo en resúmenes posteriores.

Deja un comentario