Inicio Lesiones focales hepáticas en ultrasonido

Lesiones focales hepáticas en ultrasonido

Por Dra. Alicia Yanes
0 Comentario

El ultrasonido es la técnica de imagen más usada en el estudio del hígado, es rápido, de fácil acceso y a veces el único método en muchas poblaciones. Es de bajo costo y no se expone al paciente a radiación ionizante, además los tiempos de exploración son relativamente rápidos. El ultrasonido hepático ocupa el primer lugar como método diagnóstico no invasivo.

Sus limitantes tales como, operador dependiente, características propias del paciente, obesidad, distensión intestinal, mala ventana visual y colaboración limítrofe con la respiración, así como la imposibilidad de hacer un diagnóstico específico final, sólo posible en el caso de los quistes y los hemangiomas típicos, hacen necesario el complementar la evaluación con otro método diagnóstico. Su variante el Ultrasonido Doppler Hepático, no menos importante a considerar, tiene las mismas limitantes además de precisar un equipo de alta tecnología; su utilidad se enfoca más en la evaluación del compromiso vascular de las lesiones malignas que en la evaluación del patrón vascular de realce que típicamente presentan algunas lesiones y que puede afinar a su diagnóstico final. Como ventaja del US, se menciona su capacidad de detectar lesiones de escasos milímetros de diámetro, y especialmente el diferenciar las lesiones focales hepáticas en 2 grandes grupos, las quísticas y las sólidas. Los quistes simples son diagnosticados sólo con el US, por el contrario los quistes complejos (de pared gruesa o irregular, tabicados, con nódulos murales, ecos internos, de aspecto inflamatorio o infecciosos), y todas aquellas lesiones sólidas, precisan se complemente el US con TC o RMN para aproximarse más al diagnóstico.

Lesiones focales hepáticas benignas

El examen se realiza siempre en modo B y Doppler color, éste último aporta información acerca de la permeabilidad de los vasos y el patrón vascular.

Quistes hepáticos

Pueden clasificarse en congénitos y adquiridos, estos últimos pueden dividirse en parasitarios y no parasitarios. Incidencia del 18 al 20% en adultos. Apariencia típica y la mayoría de las veces no constituye un problema diagnóstico.Sin embargo puede complicarse con hemorragia e infección, lo que hace su aspecto más complejo (infeccioso Vs tumoral). Hallazgos ecográficos: Lesión anecoica, de contornos lisos, paredes imperceptibles y reforzamiento acústico posterior.

Hemangioma

Lesión benigna, el más frecuente es el hemangioma cavernoso, compuesto de canales vasculares revestidos de células endoteliales, Sostenido por estroma fibroso y alimentado por arterias nutricias intrahepáticas, que forman lagos sanguíneos hacia el centro del tumor. Se presenta en mujeres jóvenes con una relación 5:1 M:H. Son múltiples 60 a 70% de los casos, mide de pocos milímetros hasta 10 a 12 cms, rara vez calcifican.En US aparece como una lesión ecogénica, no encapsulada, bien delimitada, lobulada y sin flujo a la valoración con el Doppler color, hiperecoica 80% – hipoecoica 10%

Hiperplasia nodular focal

Es el segundo tumor benigno más frecuente del hígado, representa una reacción hiperplásica a una malformación vascular, todos los componentes del parénquima hepático se encuentran en él. Se caracteriza por ausencia de cápsula, presencia de cicatriz central. Es más frecuente en mujeres, Solitario en el 76% de los casos, de tamaño variable. En ultrasonido es una lesión isoecoica al parénquima, a veces hipoecoica y difícil de definir, la cicatriz puede aparecer ecogénica, aunque es difícil diferenciarla; al examen Doppler es hipervascular, con disposición radial de los vasos desde la cicatriz central (aspecto en ruedas de carreta)

Adenoma

Neoplasia benigna de origen epitelial, con mayor incidencia en mujeres jóvenes, asociada al uso de anticonceptivos orales o esteroides anabólicos. Suele ser grande y bien delimitada, por una pseudocapsula con compresión del parénquima hepático adyacente. Es solitario en el 80% de los casos, a veces pedunculado, pueden tener necrosis central y hemorragia.El aspecto ultrasonográfico depende de la cantidad de grasa en la lesión y de la extensión de la necrosis o hemorragia del tumor; tiene aspecto variable e inespecífico.

Deja un comentario